AdultasJóvenes

Los trastornos de la alimentación pueden enmascarar el autismo en niñas y mujeres.

Publicado el

Las niñas y mujeres en el espectro autista tienen mayores riesgos de presentar anorexia nerviosa que los varones según sugieren estudios recientes.

Pero también las niñas y mujeres tienen a ser sub-diagnósticadas y sus síntomas pueden confundirse con un trastorno de la alimentación.

 

Un artículo de investigadores de King’s College de Londres, en la revista Current Psychiatry Reports sugiere que entre el 4 y el 52.5 % de los pacientes con anorexia nerviosa cumplían criterios clínicos para un diagnóstico de trastorno del espectro autista. En la población general sólo el 1% de la población está en el espectro autista.

 

Algunos investigadores creen que el autismo y la anorexia comparten una vulnerabilidad genética subyacente. Otra teoría es que los diagnósticos equivocados o tardíos de autismo en chicas, pueden dejarlas vulnerables a desarrollar problemas de salud mental asociados, incluyendo la anorexia.

 

La profesora Robyn Young se refirió a esta relación entre el autismo femenino y los desórdenes de la alimentación en una conferencia en APS College of Clinical Psychologist, añadiendo que muchas chicas con autismo son muy a menudo muy buenas en el camuflaje comparadas con sus pares varones, pero esto tiene un alto costo para ellas.

 

La Dra Young sostiene que solo el 5% de los docentes reportaron tener problemas con las niñas con autismo en la escuela, pero que ese “fingir todo el día” era agotador y que las chicas internalizaban los problemas o explotaban cuando llegaban a casa. Los clínicos también reportaron reconocer menos los signos de autismo en las chicas.

La investigadora también señala que las personas en el espectro autista pueden ser selectivos en su alimentación, evitando ciertos gustos y texturas debido a la hipersensibilidad sensorial e imponiendo reglas arbitrarias debido a la inflexibilidad.

 

En los varones, es más probable que eso sea correctamente identificado como un signo de autismo, en cambio en las chicas, puede ser incorrectamente diagnosticado como un trastorno de la alimentación.

Por esta conexión, diferencias y solapamiento entre ambas condiciones, es fundamental que los profesionales de la salud que trabajan en autismo y que trabajan en la clínica generalista y nutrición puedan estar al tanto de esta relación entre autismo y trastorno de la alimentación.

 

Fuente

Caitlin Fitzmmons en Sidney Morning Herald

https://www.smh.com.au/lifestyle/health-and-wellness/eating-disorders-can-mask-autism-in-girls-20190614-p51xy8.html?fbclid=IwAR1nXV-pYM1UA83xdIkQP0MFQmhWETyV6xQmYM2

Extracto de la nota Eating disorders can mask autism in girls.

Traducción y adaptación libre de Mujeres TEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *