Niñas

Campaña – Nuestras niñas literales –

Queremos compartir esta campaña de difusión sobre las dificultades que encuentran niñas y niños con TEA en el uso del lenguaje figurado. Esta campaña nació a partir de algunos post del grupo de madres de niñas de Mujeres Tea, armándola entre todas .

El objetivo es, de forma cómica, concientizar en la importancia del manejo del lenguaje para asistir en la comprensión del lenguaje. Esta campaña sacara más que sonrisas, pero también nos invita a la reflexión ¿porque me río? Quizás nos remonta a cuando nosotros mismos éramos literales, quizás porque logramos rápidamente pasar de una comprensión figurada del lenguaje a una literal. Para nuestros niños y niñas este proceso a la inversa requiere un aprendizaje y posterior a el “un gran desgaste cognitivo” tomándoles más tiempo.
Ahora… imaginen llegar a un país extraño en donde todos hablan nuestro mismo idioma, pero lo usan de tal forma que no logramos comprender nada, donde lo que dices puede causar enojo, risas o errar en lo que te piden hacer ¿que sentirías? frustración, enojo, tristeza?? !pues bien! si logras sonreír con esta campaña tienes lo necesario para ayudar a transitar por el camino del lenguaje figurativo a nuestras encantadoras niñas Literales. Solo un poco de paciencia ingenio y a explicar metáforas!!!.

nin%cc%83as9

 

 

 

 

nin%cc%83as2

 

 

 

 

 

nin%cc%83as3

 

 

 

 

nin%cc%83as4

 

 

 

 

nin%cc%83as5

 

 

 

 

 

nin%cc%83as6

 

 

 

 

 

 

 

nin%cc%83as8

 

 

 

 

nin%cc%83as10

 

 

2 comentarios en “Campaña – Nuestras niñas literales –

  1. Me voy un rato a la cocina y Mika se sienta frente a la computadora y me dice mama creo que en el facebook todos mienten.
    Le pregunto porque y me dice ponen sus fotos y sus amigos les dicen que están guapos, lindos, pero no es cierto.
    Le digo que la gente trata de ser amable.
    Me responde: Parece que confunden la amabilidad con decir la verdad.

  2. Me mudé y una tía que hace jardinería me regala dos terrarios con varias suculentas cada uno, y me dice: “solo gotitas”. Y así lo hice, con un gotero las regaba, hasta que veía que se estaban muriendo… Tan difícil era decirme muy poca agua para regarlos!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *